martes, 17 de noviembre de 2009

¡¡¡UNA MAÑANA TONTA LA TIENE CUALQUIERA!!!

Hoy prometía la mañana. Con la intención de prepararnos para la marcha del próximo domingo cogimos la furgoneta y nos dirigimos hasta Zamarra. Allí, con algo de viento, montamos en nuestras bicicletas dirección al castro de Lerilla. El sendero que nos lleva hacia el puente es "una pasada". Pero lo que más nos impresiona es ver el antiguo puente que cruza el Río "Badillo", que para hacer honor a su nombre, efectivamente está badillo. Un regato.No podemos menos que hacernos unas fotos en el puente, que jamás habíamos podido pisar. Sólo se dejaba entrever en épocas de escasez de lluvia, y aquí comenzaron todos los males.

Se nos ocurre la feliz idea de remontar río arriba en busca, digo yo, de aventura.
Como era de imaginar, nos tocó cruzar el río más de una vez, y dos, y tres, y ...... Escalar con la bici, "navegar" por sus aguas, sacar la bici del barro, treking, buceo, y un sin fin de deportes de aventura para los que no estabamos preparados.Al final, conseguimos llegar hasta la zona de captación del agua de La Atalaya, desde donde, esta vez sí, sale un camino bastante empinado, que nos devolvió de nuevo a Zamarra. Dos horas y media para hacer 9 kilómetros. Menudo entrenamiento. !!!Estamos muy fuertes¡¡¡ Para hacer algo más de kilómetros decidimos volver a Ciudad Rodrigo en bici, eso sí, por carretera y cuesta abajo. ¡¡¡Menudo entrenamiento!!! Os dejo unos pequeños vídeos de la aventura.
video

video
video
Conclusión: una mañana estupenda para probar la estanqueidad de las zapatillas, ahora, no nos reimos más porque no había más río.
El próximo domingo más y mejor, que nos esperen los portugueses, por que ¡¡¡estamos preparados!!!

2 comentarios:

jmrie dijo...

bueno, me he reido un poco. por lo menos estáis entrenados si llueve en portugal, que parece que lloverá.
que tengáis suerte.

Anónimo dijo...

Hola, amigos.
Soy Alfonso, un aficionado a la bicicleta y a la arqueología. Pasaré esta Semana Santa en ciudad Rodrigo, y me ha interesado la idea de llegar hasta las ruinas del castro de Lerilla. Sabría llegar hasta el puente de Lerilla, pero desde allí, no sabría hacia dónde dirigirme. Tampoco sé si queda muy alejado, pues voy con mi hijo, y habrá tramos que los tenga que hacer andando. ¿Me podrías informar?
Gracias.
Alfonso truchacom@hotmail.com