miércoles, 25 de noviembre de 2009

1ª MARATONA CIDADE PINHEL

Como habíamos anunciado el domingo, 22 de noviembre acudimos a la "Maratona" que organizaron en Pinhel (Portugal). Como es habitual en las marchas portuguesas, siempre te tratan fenomenal, la organización es muy buena, el recorrido atractivo, y la comida "portuguesa", además nos regalaron un polar, pin, llavero, botella de vino, dos avituallamientos, seguro,etc. Todo por 15 "rodas".

Gracias a nuestra presencia, la marcha tomó carácter internacional. A final fuimos 11 personas, que realizamos la "meiamaratona", 40 kilómetros.
Se daba la salida sobre las 9.30 hora local. Ahí se nos puede ver de color verde a la dercha de la imagen.
Una ruta con constantes sube-baja, casi más sube , que baja, pero que se hizo muy asequible a nuestra preparación. Hubo una participación de 130 personas, y sin carácter competitivo llegamos entre los 50 primeros. Después un lavado a las bicis, una ducha merecida y la comida para reponer fuerzas.
En nuestro regreso hicimos una parada en Almeida para tomar la famosa "ginga" y brindar por el grupo.
Al final, un buen día de BTT y una buena organización. "Parabens".

martes, 17 de noviembre de 2009

¡¡¡UNA MAÑANA TONTA LA TIENE CUALQUIERA!!!

Hoy prometía la mañana. Con la intención de prepararnos para la marcha del próximo domingo cogimos la furgoneta y nos dirigimos hasta Zamarra. Allí, con algo de viento, montamos en nuestras bicicletas dirección al castro de Lerilla. El sendero que nos lleva hacia el puente es "una pasada". Pero lo que más nos impresiona es ver el antiguo puente que cruza el Río "Badillo", que para hacer honor a su nombre, efectivamente está badillo. Un regato.No podemos menos que hacernos unas fotos en el puente, que jamás habíamos podido pisar. Sólo se dejaba entrever en épocas de escasez de lluvia, y aquí comenzaron todos los males.

Se nos ocurre la feliz idea de remontar río arriba en busca, digo yo, de aventura.
Como era de imaginar, nos tocó cruzar el río más de una vez, y dos, y tres, y ...... Escalar con la bici, "navegar" por sus aguas, sacar la bici del barro, treking, buceo, y un sin fin de deportes de aventura para los que no estabamos preparados.Al final, conseguimos llegar hasta la zona de captación del agua de La Atalaya, desde donde, esta vez sí, sale un camino bastante empinado, que nos devolvió de nuevo a Zamarra. Dos horas y media para hacer 9 kilómetros. Menudo entrenamiento. !!!Estamos muy fuertes¡¡¡ Para hacer algo más de kilómetros decidimos volver a Ciudad Rodrigo en bici, eso sí, por carretera y cuesta abajo. ¡¡¡Menudo entrenamiento!!! Os dejo unos pequeños vídeos de la aventura.
video

video
video
Conclusión: una mañana estupenda para probar la estanqueidad de las zapatillas, ahora, no nos reimos más porque no había más río.
El próximo domingo más y mejor, que nos esperen los portugueses, por que ¡¡¡estamos preparados!!!

lunes, 9 de noviembre de 2009

SUBIDA AL PICO JÁLAMA

Siguiendo con la dinámica de ascenso a los vértices geodésicos, el domingo día 8 de noviembre de 2009, tocó la subida al Pico del Jálama. Este pico se encuentra a 1493 metros de altura, y aunque no tiene tanta pendiente como el Pico Copero en una buena etapa para entrenar.
Dejamos la furgoneta cerca del cruce de la carretera de Cáceres con la que va al El Payo, justo nada mas bajar una gran curva. Desde ahí nos adentramos poco a poco en la sierra, por varios cortafuegos y pistas que nos van subiendo hacia las casetas de vigilancia que hay en la zona. Adentrándonos en un sendero nos lleva hacia las antiguas minas y al camino que sube hacia el pico, y que se toma desde la carretera de Payo a San Martín de Trevejo. En este punto comenzamos la subida contínua, aunque ya veníamos algo tocados de tanto sube y baja por los cortafuegos. Un ascenso que es bonito y que gracias al fuerte viento que por incrible que parezca, nos ayudo cuando más lo nesesitabamos. Ascendemos sólo hasta la segunda caseta de vigilancia, pués en este punto la ventisca es bastante fuerte y dejamos el último tramo hasta el vértice par otra ocasión. Decidimos desdecender desde ese punto. Es esta ocasión dejamos la pista y directamente bajamos desde la segunda caseta a la primera, y desde ésta, ladera hacia abajo, hasta un mirador. Después de una pequeña pérdida volvemos al camino que nos trajo hasta las minas. Aquí comemos algo, y regresamos por el mismo camino. En una subida nos sorprende un hermoso arco iris que nos deja una bonita instantánea.
Al final, pocos kilómetros pero de calidad.

martes, 3 de noviembre de 2009

COPERO Y CALZADA ROMANA

SUBIDA AL COPERO

El domingo 25 de octubre tocó la famosa subida al Copero. 3,9 kilómetros de constante subida, hasta llegar a la cima a una altura de 1561 metros. Antes de emprender la fantastica subida ya veníamos algo calentitos ( y mojaditos) desde Guadapero,
y parecía que no nos animábamos para subir, pero una vez que enfrentas la primera recta sólo queda seguir pedaleando hasta la caseta.
José ajusta su GPS para grabar la ruta.Merece la pena, sobre todo por la bajada que viene después. Una mañana basante buena, y de calor, para realizar esta mítica subida.


CALZADA ROMANA DE ELJAS - SAN MARTÍN DE TREVEJO- PTO SANTA CLARA
Hoy, domingo 1 de noviembre, contamos con la presencia de MINUTO, un honor para nosotros disfrutar de su compañía, experiencia y del buen rato que pasamos en la furgoneta, y las risas... Menos agradable fue comprobar como un tío de 58 años nos dejaba para atrás en la subida y se paraba a esperar como si nada, ¡¡QUE TÍO!!



Una ruta que comienza en el puerto de Santa Clara y que en dirección a Eljas nos lleva por senderos y restos de la calzada. Antes de llegar a este pueblo descendemos trepidantemente todo lo que se había subido. Desde Eljas hasta San Martín de Trevejo es bastante suave, pero lo bueno viene una vez que se llega a San Matín y tomando el camino que parte desde una fuente nos enfrentamos a la subida en su máxima pendiente, un giro a la derecha y sigue la pendiente. Una vez superados estos dos tramos sólo queda pedalear con calma, y con suerte de no caerte, pues en algunos momentos hay piedras resbaladizas o agujeros cubiertos por las hojas de los castaños. A lo largo de la calzada romana nos vamos encontrando con un goteo de personas que también recorren esta vía, pero en sentido contrario. Bajando. Es una ruta espectacular, entre castaños, acebos y una vegetación que refresca el ambiente en la subida.

Una vez al año, la calzada romana no hace daño